La red inalámbrica 5G está llegando a Minneapolis y para muchos, no puede llegar lo suficientemente rápido. Personas pueden sufrir hemorragias nasales, fatiga e incluso cáncer después de acercarse a una señal de 5G. La última generación en tecnología inalámbrica viene con velocidades increíblemente rápidas hasta 20 veces más rápidas que 4G, pero algunos están preocupados por la salud.

En países Europeos en donde se han realizado pruebas de la antena 5G, se han encontrado alrededor de estas cientos de aves muertas y patos con comportamientos anormales.

Se han verificado que no hay pruebas suficientes para influir en los reguladores gubernamentales para detener la 5G, pero existen pruebas suficientes para plantear inquietudes entre algunos científicos.