La noche de ayer la Ciudad de México fue sacudida por un terremoto de magnitud 8.2 en escala de Richter, con epicentro en el Estado de Chiapas, según los últimos reportes del Servicio Sismológico Nacional.

El presidente Enrique Peña Nieto informó que “es el temblor más fuerte que se ha registrado en los últimos 100 años”, incluso superó en intensidad al terremoto que devastó a la capital mexicana el 19 de septiembre de 1985, de magnitud 8.1.

La madrugada de este viernes Protección Civil informó que hay saldo blanco en la Ciudad de México. Los reportes que se han recibido, conforme información del gobierno capitalino, son por bardas caídas e interrupción del suministro eléctrico en 114 colonias, en la mayoría el servicio ya se encuentra restablecido.

Por su parte, Raúl Esquivel, director general del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México, aseguró que no hay daños graves hasta el momento tras el temblor.

El saldo de muertes que dejó el terremoto de 8.2 grados Richter que sacudió a México este 7 de septiembre ha aumentado. Ahora son 32 las víctimas mortales que se han registrado al sur del país. Hasta las 9:30 de la mañana, en el estado de Oaxaca se han reportado 23 decesos, en Chiapas siete y en Tabasco dos.

Movimientos bruscos que los levantaron de sus camas, fuertes crujidos en las estructuras de sus casas y unas extrañas luces verdes y azules que iluminaron el cielo fueron algunos de las situaciones que los habitantes de la CDMX reportaron.

Este último fenómeno sorprendió a varios, pues aunque la ciudad es bastante propensa a los también llamados temblores, muchos de sus habitantes no lo habían atestiguado anteriormente. Sin embargo, esos destellos en el cielo no son algo nuevo. De hecho, de acuerdo con un informe de la Asociación Sismológica de Estados Unidos se han documentado desde los años 1600 y se les conoce como “luces de terremoto”.

Investigadores de la Universidad Rutgers (Estados Unidos), aseguran que los destellos lumínicos son consecuencia de los deslizamientos del suelo que se dan cerca de las fallas geológicas de la Tierra. Son estos los que generan las carga eléctricas. Los experimentos sugieren que estas luces se originan por el gran aumento de carga eléctrica en el suelo cuando la tierra se rompe.

Usuarios de redes sociales han compartido fotografías y videos impactantes del momento del terremoto de 8.2 grados que sacudió al centro y sur de México, la noche del jueves 7 de septiembre.

Una de las imágenes más difundidas en Twitter es la de un hombre que rescata a la bandera nacional mexicana y la levanta sobre las ruinas del Palacio Municipal de Juchitán, Oaxaca, uno de los edificios que colapsó a causa del movimiento telúrico.