La Selección Alemana, actual campeona del mundo, debutó este lunes en la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 con una apurada victoria 2-3 ante Australia en el Estadio Fisht, por lo que se ubica en la segunda posición del Grupo B con tres unidades, por detrás de la Selección Chilena, su próximo rival.

El joven cuadro “Teutón”, que sólo tiene en su plantilla a tres elementos que levantaron la Copa del Mundo en Brasil 2014 y con siete debutantes en este torneo, fue superior a los campeones de la AFC, pero la falta de contundencia y el orden defensivo de los australianos frenaron las intenciones de “Die Mannschaft”, que pudo haber goleado a su rival.

Alemania no vino con sus mejores jugadores a este certamen, pero la realidad es que tienen un gran pendiente, ya que le falta este trofeo en su vitrina. Autralia por su parte desea levantar el ánimo de cara a Rusia 2018, ya que en las eliminatorias de Asia no la pasa nada bien.

Varias fueron las sorpresas al inicio del partido.

La primera, Bernd Leno, portero y compañero de Javier “Chicharito” Hernández en el Bayer Leverkusen, fue titular de la Selección Alemana, por encima de Marc-Andre Ter Stegen y Kevin Trapp. La segunda, el legendario Tim Cahill, figura de la Selección Cahill, se quedó en la banca de los “Socceroos”.

Los europeos abrieron el marcador con tanto de Lars Stindl, quien a los cinco minutos aprovechó para fulminar las redes de Maty Ryan con derechazo en área grande, tras aprovechar un pase retrasado de Julian Brandt. Esta fue su primera anotación con su selección en tres partidos disputados.

Alemania le plantó cara a los australianos, donde los “Julian”, Brandt y Draxler, fueron los hombres más peligrosos, sin embargo, sus oportunidades, junto a las fallas de Sebastian Rudy, Leon Goretzka y Sandro Wagner, evidenciaron su falta de comunicación y su poca experiencia internacional.

Los alemanes dejaron vivir a los australianos, y fue al 41′ que Tommy Rogic emparejó las acciones, quien en su primer intento impactó el balón en Shkodran Mustafi para luego capitalizar el rebote y las fallas de Leno para liquidar al Campeón del Mundo.

Antes del descanso, el australiano Massimo Luongo provocó un penal en contra de su equipo, el mismo que cobró magistralmente Draxler, para al 44′ hacer erl 1-2.

Leon Goretzka cimbró a la defensa australiana a los 48′, quien fusiló a Ryan en el poste izquierdo con un balazo que firmó el 1-3 para Alemania, que parecía encontrar la fórmula para aplastar a los “Socceroos”.

Sin embargo, un jugada polémica volvió a poner en la batalla a los australianos, así como la mala actuación de Leno.

Tomi Juric se convirtió en héroe y villano a los 56′, cuando en una garrafal atajada de Leno puso el 2-3 frente a los alemanes, tras aprovechar un balón suelto. Lo cuestionable fue que el ábitro estadounidense Mark Geiger pidió ayuda al Video Asistente para ver si era fuera de lugar, aunque lo que los alemanes reclamaron fue la mano de Juric, por lo que el gol fue validado.

Australia intentó acortar emparejar el marcador, ya que Alemania cedió el balón. La entrada de Tim Cahill en los últimos minutos fue un aliciente para un Australia que quería exhibir a los europeos.

Al final, el tanto de Goretzka fue lo que salvó el resultado alemán, que el próximo jueves buscará vencer al líder del sector, Chile. Australia intentará sumar sus primeras unidades frente a Camerún.