Llegó el día  del show de Bad Bunny en El Nuevo Rodeo de Minneapolis el próximo jueves 14 de diciembre. La comunidad latina de las Twin Cities no puede esperar para la presentación de esta nueva estrella del Trap Latino.

Bad Bunny tiene poco tiempo de carrera artística, pero ya es la gran estrella del trap latino. Debutó con ‘Diles’, un single con el que se unió al  ‘dream team’ de las músicas urbanas boricuas: Ozuna, Farruko, Ñengo Flow y Arcángel.  El balance de este primer éxito fueron 309 millones de visitas en Youtube.  Cuando lanzó el segundo sencillo , ‘Tú no vives así’, con su padrino Arcángel el resultado fue 304 millones de visualizaciones en Youtube. Desde entonces, ha publicado una treintena de canciones más. Media docena rebasan ya los cien millones de visitas.

Algunos se preguntan¿De qué madriguera ha salido el tal Bad Bunny? Cuyo nombre de pila es Benito Martínez Ocasio,  un millenial del 94 criado entre San Juan y la localidad turística de Vega Baja. Cuando cumplió cinco años pidió a sus padres ‘Aquel que había muerto’, single del Vico C, el primer cantante de rap latino y pionero del reggaeton. De adolescente estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad de Arecibo un par de años, pero  apenas empezó a subir grabaciones en redes sociales  DJ Luián y los productoresMambo Kingz le pusieron el lazo.

La empresa Hear This Music nació para lanzar a Bad Bunny,  y en poco tiempo la maquinaria ya funcionaba a pleno rendimiento. El primer gran éxito fue  ‘La ocasión’, la canción que abrió una autopista para el trap en un mercado monopolizado por el reggaetón. Hacía falta una estrella 100% trap, sin pasado reggaetonero, y ese es Bad Bunny: un joven educado, con gafas, presuntamente rubio, tirando a humilde y poco excéntrico. Un artista de aspecto higiénico y con atractivo universal: un Eminem para el trap latino.