Los cambios en el programa SNAP pueden afectar la dieta de mas de medio millón de residentes de Minnesota. Además, crean programa para combatir el abuso en opiaceas en el estado.