Lucy Craft Laney Community School usó Facebook para ofrecer a los padres una advertencia sobre una aplicación peligrosa comercializada para niños.  Miembros del personal de la escuela descubrieron la misma  dentro del teléfono de un estudiante.

La publicación de Facebook decía: “PADRES: hemos encontrado algunas  aplicaciones que se están comercializando hacia los niños a través de sus teléfonos inteligentes. Y una vez que se hace clic o se descarga, los depredadores infantiles envían mensajes a los niños y les envían imágenes. Agradecidos por nuestros padres que están trabajando con las autoridades para rastrear las fuentes “.

La policía de Minneapolis está investigando activamente el caso, luego de que el teléfono fue entregado al oficial de recursos de la escuela y, en última instancia, incautado para una investigación más detallada.

“Esto lo lleva a un nuevo nivel”, dijo Kyle Loven, director nacional de Computer Forensic Services en Minnetonka.

Ha lidiado directamente con estos crímenes en su rol actual en Computer Forensic Services y como ex agente del FBI durante 22 años.

“Desafortunadamente, lo que estamos viendo es que los depredadores usan la aplicación para atraer y conocer a los niños con la esperanza última de reunirse y tener un enlace con el niño, y eso es bastante preocupante”, dijo Loven. “Los depredadores que presentan estas aplicaciones cuentan con el hecho de que los niños pequeños serán curiosos”.

Loven dijo que los depredadores usan aplicaciones específicas como Bumble, Whisper, Kik, Holla y LiveMe, y dijo que en su experiencia con casos similares, muchas aplicaciones se originan fuera de los Estados Unidos, lo que hace más difícil para los agentes de la ley rastrear los delitos cuando se trata de extranjeros. 

Él cree que la carga de la vigilancia en línea está en manos de los padres.

“Es fácil sentarse y dejar la tecnología a los niños y niños pequeños.  Tienes que saber lo que están mirando. “Si son aplicaciones que no reconocen, o sospechan, se deben de educar”, dijo Loven. “Creo que necesitan tener los ojos bien abiertos”.

La publicación de Lucy Craft Laney en Facebook subrayó la necesidad de que los padres miren más profundamente el teléfono de sus hijos.

“Si sus hijos tienen teléfonos,  Monitorea su tiempo en la pantalla. Verifique los teléfonos por la noche. No permita que sus hijos se vean atrapados en un mundo virtual que podría dejar efectos duraderos y perjudiciales en su mundo real “.