La policía de St. Paul investiga tres batallas campales que se dieron en calles de la capital a lo largo de una semana, la última de ellas este martes por la tarde.

En el último episodio de violencia  participaron jóvenes con bates de baseball y armas punzocortantes. Dos jóvenes fueron a dar al hospital, uno con golpes contusos y el otro con herida de arma blanca, ninguno de los dos está en peligro de muerte.

Los hechos mantienen asustados a los vecinos del Linwood Center pues temen que la violencia escale a mayores.