El Minnesota United la pasó muy mal en sus primeros dos encuentros en su historia en la MLS, perdiendo por goleadas escandalosas ante Portland Timbers como visitante y ante Atlanta United como local.

La tercera jornada no pintaba distinta en una difícil visita a las Montañas Rocosas ante el Colorado Rapids. Sobre todo después de que en la primera mitad los locales se adelantaran en el marcador gracias a los errores y carencias defensivas del equipo, que nuevamente se hacían presentes, en este caso la terrible falla en la zaga por parte de Francisco Calvo.

Pero en la segunda mitad, los Loons reaccionaron. Empataron mediante la pena máxima a través de Molino y después tomaron la ventaja por primera vez en su corta vida en la MLS gracias al vuelo de ‘Superman’.

Así es como le apodan a Christian Ramírez, quien hizo su mejor imitación del superhéroe con un vuelo para ganarle la posición a su pegajosa marca y de palomita marcar el segundo gol de Minnesota.

El gol no alcanzó para la victoria y ni tiempo tuvieron de saborear el ir ganando, ya que tan solo un minuto después Colorado empató el partido con un remate de cabeza de Marlon Hairston. Para variar por un descuido defensivo en las marcas.

Pero si sirvió para que los Loons sumaran su primer punto, un punto sufridísimo si consideramos que los últimos 20 minutos los del Minnesota United se las arreglaron con un hombre menos debido a la expulsión de Justin Davis.