Las 3 demandas colectivas entabladas a nombre de las familias que fueron separadas en la frontera, están próximas a resolverse tras la presentación de un plan formal ante la corte del sur de California, bajo el cual el Gobierno deberá reconsiderar cientos de solicitudes de asilo político.

El acuerdo alcanzado entre la Administración del presidente Donald Trump y los abogados que representan a los 3 litigios, requerirá aún la aprobación final del juez Dana Sabraw, quien ya insinuó anteriormente su intención de hacer lo propio.