El veterano receptor Yadier Molina con jonrón y dos carreras impulsadas lideró la victoria de Puerto Rico por 3-1, en ocho entradas, ante la República Dominicana en el primer partido de la segunda ronda del Grupo F de la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol que se disputa en el Petco Park de San Diego.
Molina, que se fue de 4-2 que también pisó una vez la registradora puso siempre el bateo oportuno para Puerto Rico que se vengó de la derrota que hace cuatro años sufrieron ante Dominicana en la gran final de la tercera edición y también le quitó el invicto a la novena quisqueyana.
El receptor estelar de los Cardenales de San Luis, fue el que se encargó de darle forma a la pizarra al pegar sencillo impulsador por el jardín izquierdo en la parte baja de la primera entrada y que anotó el joven campo corto de los Indios de Cleveland, Francisco Lindor.
Luego llegaría el jonrón solitario del jardinero dominicano Nelson Cruz que puso el empate en la pizarra para que todo siguiese igual con un duelo espectacular desde el montículo entre los lanzadores de ambas novenas.
Pero llegó el cuarto episodio y Eddie Rosario pegó doble por tierra a lo profundo del jardín derecho que permitió al segunda base de los Cachorros de Chicago Javier Báez pisar la registradora y darle de nuevo la ventaja al equipo puertorriqueño.
Eso fue todo lo que aguantó en el montículo el abridor dominicano Carlos Martínez, que sería el que al final cargarse con la derrota tras completar cuatro entradas.
Le quitó la pelota el relevista Héctor Neris que vio como en la parte baja de la sexta entrada, de nuevo Molina puso el bate oportuno y explosivo al sacar bambinazo solitario que mandó la pelota por encima de la valla del jardín izquierdo y puso la sentencia en la pizarra.
Luego el pitcheo hermético de Puerto Rico, que utilizó al abridor Orlando Román y a cuatro relevistas de lujo se encargaron de asegurar la victoria de Puerto Rico que sigue invicto en lo que va del torneo con marca de 4-0, tras pasar la primera ronda con otros tres triunfos.
Puerto Rico tendrá como próximo rival a Estados Unidos cuando se enfrenten el viernes en el mismo escenario del Petco Park, mientras que Dominicana, que perdió el invicto después de haber sumado 11 triunfos seguidos, incluidos los 8-0 de la pasada edición, volverá al diamante el jueves y será para verse las caras con el equipo de Venezuela.