La aplicación de la ordenanza modificada por la oficina de derechos civiles de la Ciudad que prohíbe la discriminación en asistencia pública en materia de vivienda, incluida la discriminación contra inquilinos que participan en el programa de la Sección 8, entró en vigor este Martes 1ro de Mayo.

Las familias en Minneapolis que participen en programas de asistencia pública se enfrentan a una tarea especialmente difícil al tratar de encontrar vivienda asequible en Minneapolis.

Las enmiendas hechas  para evitar discriminación de vivienda en favor de los derechos civiles, aprobada por el Ayuntamiento en marzo de 2017, prohíben a los propietarios de negar los participantes de asistencia pública la oportunidad de solicitar una vivienda disponible, o negarse a alquilar a los posibles inquilinos, por ser parte de un programa de asistencia pública.

Las modificaciones también prohíben a los propietarios de imponer normas únicas de alquiler o el trato diferente a los posibles inquilinos de asistencia pública en comparación con los otros inquilinos.

Ordenanzas de derechos civiles en Minneapolis siempre han prohibido la discriminación basada en la recepción de asistencia pública de una persona. Las modificaciones que entraron en vigor este Martes, podrán seguir con esa tradición. Sesenta otros estados y ciudades de todo el país tienen protecciones similares contra la discriminación.