El ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterrra Aaron Hernández fue encontrado muerto en la celda de la prisión donde cumplía pena por asesinato después de ahorcarse, tenía 27 años.

Los oficiales de la prisión intentaron revivir al ex jugador del fútbol americano tras desatarle la sábana que usó para ahorcarse pero fue pronunciado muerto en el hospital UMass Memorial Hospital en Leominster en Massacbhusetts.

La ex estrella se colgó en su celda con una sábana a la que ató a la ventana después de bloquear la puerta de la entrada con diferentes objetos.

Hernández cumplía cadena perpetua por un asesinato cometido en el 2013 y el viernes fue absuelto por otros dos cargos de asesinato en el 2012.