Cerca de un centenar de activistas exigieron el sábado en la localidad fronteriza de Tornillo, Texas, Estados Unidos, la liberación de los más de 2,000 niños que permanecen aún recluidos en un centro de detención temporal ubicado en esa localidad.

Los activistas organizaron una caravana en vehículos hasta el lugar donde está el centro migratorio desde la ciudad de El Paso, ubicada a unos 63 kilómetros, para demandar una pronta reunificación familiar.