Con gritos de protesta reaccionaron los presentes en la reunión del Concejo de la Ciudad de Forrest Lake donde ayer se decidió disolver al cuerpo de policía y contratar los servicios del Condado de Washington. La propuesta implica un ahorro a la ciudad de 400 mil dólares anuales, sin embargo grupos defensores de la corporación local se mostraron en desacuerdo por considerar que no obtendrán el mismo servicio por parte de la policía del condado.