En Minneapolis, un hombre a punto de ser amputado en las piernas debido a congelación, arriesgó su vida para salvar a su perro. 

El hombre  había vivido con su perro en una camioneta luego de que perdiera su esposa de cáncer y el arrendador de su anterior apartamento no le renovara el contrato.  Unos miembros de una iglesia se comprometieron a conseguirle una habitación de motel donde dejo  a  su perro en una habitación con pocos alimentos porque sus piernas estaban a punto de congelación.

En contra de las indicaciones médicas el hombre abandonó el hospital y  fue a buscar a su perro  ya que según el mismo es la única compañía que tiene desde hace 10 años.  El hombre tuvo que volver a ser internado debido a complicaciones pero afortunadamente se le ha encontrado un lugar donde pueda  estar su perro esperándole. Una página de Go Fund Me  para el señor y su mascota ya ha recaudado más de $46,000.