El jefe de gabinete del presidente Trump, el general John Kelly, dijo que está a favor de crear un camino a la ciudadanía para los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal, TPS, pero a la vez calificó a la mayoría de los inmigrantes como personas de origen rural, bajo nivel educacional y escasas habilidades que tienen dificultades para integrarse a Estados Unidos.

“Creo que deberíamos incluir todas las personas de TPS que han estado aquí por un período considerable de tiempo y encontrar una manera de que estén en el camino hacia la ciudadanía…Tomar a los centroamericanos que han estado aquí más de 20 años…Al hacer lo que hizo, la Secretaria [de Seguridad Interna, Kirstjen] Nielsen una vez más está obligando al Congreso de los Estados Unidos a hacer algo”, dijo en una entrevista con la cadena nacional de radio, NPR.

La semana pasada, el gobierno de Trump canceló el TPS de 57,000 hondureños, que se suman a los 195,000 salvadoreños y a los 46,000 haitianos que tienen 18 meses para abandonar el país o enfrentar la deportación, un total de cerca de 300 mil personas.

Kelly insistió en que su función consiste exclusivamente en ejecutar las leyes. “No puedo escoger y elegir qué leyes aplicar. Sería, debería ser expulsado del trabajo si hago eso”, indicó.

En otro momento de la extensa entrevista, Kelly eludió criticar la recién anunciada política de separar a padres inmigrantes de sus hijos cuando son detenidos en las fronteras, y calificó a la mayoría de los inmigrantes en Estados Unidos como personas poco preparadas y con problemas para integrarse al país.

“Permítanme decirles que la gran mayoría de las personas que se mudan ilegalmente a los Estados Unidos no son malas personas. No son criminales. No son MS13. … Pero tampoco son personas que se asimilarían fácilmente a los Estados Unidos, a nuestra sociedad moderna”, dijo.

“Son personas abrumadoramente rurales. En los países de donde proceden, las educaciones de cuarto, quinto y sexto grado son la norma. Ellos no hablan inglés; obviamente eso es un gran problema… No se integran bien; no tienen habilidades. No son malas personas. Vienen aquí por una razón. Y simpatizo con la razón. Pero las leyes son las leyes.. El punto importante es que eligieron ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, y esta es una técnica que nadie espera que se use de manera extensa o por mucho tiempo”, afirmó.