El tercer hijo del príncipe William  y Kate Middleton nació la mañana del lunes 23 de abril, de acuerdo con el anuncio realizado por el palacio de Kensington, en el que se dio a conocer que tanto la duquesa de Cambridge como el bebé se encuentran en buen estado de salud. El nuevo heredero  pesó 8 libras y 7 onzas. El duque de Cambridge estuvo presente en el nacimiento.