Los chicos de las “Ciudades Gemelas” ya se encuentran en Florida, y desde su sede primaveral en la ciudad de Fort Myers, calientan motores en los juegos de pretemporada de la Liga de la Toronja.

Minnesota arrancó hace una semana con el calendario primaveral que consta de 32 encuentros, donde Paul Molitor buscará engranar un equipo que pueda continuar con los buenos resultados de la pasada temporada.

Y para que las cosas mejoren, la gerencia melliza realizo algunos movimientos claves durante el invierno. Las adiciones de mayor relevancia fueron los que hicieron con el cuerpo monticular.

Minnesota se hizo con los servicios de Jake Odorizzi, que estaría llegando para ocupar un puesto en el staff de abridores. Odorizzi se sumaria a Ervin Santana, José Berríos, y Adalberto Mejía (o Aníbal Sánchez), y es que al menos por ahora así luce el asunto con los abridores. La llegada de Aníbal Sánchez  hace pensar en una rotación de 5, pero Aníbal tiene complicado el asunto y no llega a Minnesota con el estatus de Odorizzi.

La contratación del venezolano tomó por sorpresa a más de uno, ya que una vez finalizada la temporada 2017, la comunidad melliza soñaba con la posibilidad de ver a un Jake Arrieta, a un Shohei Ohtani o Yu Darvish, como parte del equipo.

Sánchez, tiene 11 años de experiencia en Las Mayores, pero sus ultimas tres temporadas han dejado mucho que desear, con una efectividad por encima de cuatro y varias visitas a lista de lesionados.

Sin embargo, si Sánchez puede alcanzar la forma que tuvo hace unos años con los Tigres, su llegada podría ser más que beneficiosa para una rotación que en principio luce de cuatro hombres.

En la lucha por un cupo en la rotación, también se encuentra el veterano, Phil Hughes. El estadounidense ha pasado las últimas dos temporadas peleando con varias molestias físicas y apenas ha podido lanzar en 26 encuentros en ese lapso. Ahora parece retornar 100% saludable y convencido de poder ocupar un lugar como abridor. Su mayor reto no será solo mantenerse sano, también deberá enfocarse en recuperar la velocidad de sus pitcheos.

Para cumplir labores de relevo, los Twins firmaron a Addison Reed (2 años y $16.75 millones) y Zack Duke (1 año y $2.15 millones), y salieron de los relevistas Buddy Boshers y Michael Tonkin,

Las salidas más notables son las del zurdo Héctor Santiago, la de Bartolo Colón, y la del careta Chris Gimenez. Lo de Santiago nunca funcionó, llegó a finales de la 2016, y pasó buena parte de la 2017 lidiando con lesiones. Lo de Colón, se podría decir que fue más un experimento que otra cosa.

El careta, Chris Gimenez, tampoco estará este año con el equipo, ya que fue puesto fuera del roster de 40 en el mes de noviembre y posteriormente firmó con los Cachorros de Chicago.