Un proyecto de ley podría reestablecer  los derechos de voto de unos 53,000 minnesotanos  que están en libertad condicional.

Un proyecto de ley redactado por el representante Raymond Dehn permitiría a los ex delincuentes votar mientras no estén encarcelados. Actualmente, en Minnesota no se les permite votar hasta que hayan terminado con la libertad condicional, que puede durar hasta 40 años.  Minnesota ocupa un lugar muy alto a nivel nacional en cuanto a la cantidad de libertad condicional a la que están condenadas las personas, lo cual es una de las razones por las que la regla de votación afecta a decenas de miles de personas.