Presentaron cargos contra Juan Carlos García Morales, quien tripulaba una camioneta utilitaria, ignoró la luz roja del semaforo y chocó fatalmente a otro vehículo en Big Lake.

Los exámenes toxicológicos demostraron que traía anfetaminas y metanfetaminas en el torrente sanguíneo, sin embargo según declara, fue un Gatorade que se tomó lo que lo hizo sentirse “raro” y por eso se pasó el semáforo provocando la muerte del conductor del otro vehículo. Juan Carlos García Morales permanecerá en prisión por lo menos hasta su siguiente audiencia el 24 de mayo.