Un hombre recibió un impacto de bala en la cabeza la tarde de ayer en la 38 y Chicago, de acuerdo a la policía de Minneapolis la herida no pone en riesgo su vida. Testigos relatan que un grupo de personas se acercó al auto donde estaba la víctima y se escucharon tres disparos, luego vieron descender a un varón herido del carro y este se arrastró a un negocio cercano desde donde pidieron ayuda. En este momento la policía no tiene detenido a ningún sospechoso pero los habitantes del lugar dicen estar muy asustados de que esto esté sucediendo en su vecindario.