Con 39 años y después de disputar cinco mundiales, el defensor mexicano le pone fin a su carrera de 22 años y lamenta no haber podido jugar el tan anhelado quinto partido en la cita orbital.

 

Rafa Márquez nació en Michoacan, México y como futbolista debutó a sus 17 años en el Atlas de Guadalajara en 1996.

 

 

A sus mismos 17 años, Rafa Márquez fue convocado por Bora Milutinovic a la Selección de México para un juego amistoso contra Ecuador.

 

 

El ‘Káiser’ tuvo un gran debut, ofrenciendo una asistencia para los mexicanos, en el juego preparatorio para la Copa América del 1997 contra los ecuatorianos.

 

Márquez se despidió del Mundial Rusia 2018 igualando el récord del también mexicano Antonio ‘La Tota’ Carbajal y el alemán Lothar Matthäus, de haber jugado en cinco mundiales.

 

Con el Tri, sin duda que tuvo un gran desempeño, celebrando una Copa Confederaciones (1999), dos Copa Oro (2003 y 2011) y una Copa Concacaf (2015).

 

Márquez ahora disfrutará de unos días de descanso y luego volverá al fútbol mexicano y el Atlas de Guadalajara, para ocupar un cargo administrativo.

 

A nivel de clubes, Rafa jugó en Atlas, Mónaco, Barcelona, New York Red Bulls, León y Hellas Verona.

 

 

En España obtuvo cuatro títulos de Liga con Barcelona (2005, 2006, 2009 y 2010), tres Supercopas (2005, 2006, 2009) y una Copa del Rey (2009).

 

 

Rafa Márquez es el primer mexicano en ganar la Champions League, lo hizo con Barcelona en dos oportunidades (2006 y 2009), además de una Supercopa Europea (2009) y un Mundial de clubes (2009).

 

 

En México, Rafa Márquez ganó dos Ligas locales con León, en 2013 y 2014.

 

 

Y con 39 años, se retiró del fútbol a lo grande, en un Mundial, como capitán y en los octavos de final.

 

 

Te vamos a extrañar Rafa Márquez, “CAPITAN ETERNO”.