Provechosa fue la gira de los Minnesota Twins en Anaheim, California.

El equipo de las ciudades gemelas conquistó la serie de cuatro encuentros tras imponerse en tres de ellos.

En los pasados cuatro juegos los Twins se valieron del resurgir de su pitcheo y de una ofensiva concisa que tuvo varios protagonistas.

El equipo partió a la costa Oeste con la necesidad de acumular victorias ya que en los últimos seis juegos apenas pudieron cosechar un triunfo. El bajón que vivió el equipo la semana pasada en lo que respecta a la ineficacia del pitcheo, específicamente ante los Astros (frente a quienes permitieron cuarenta carreras en tres juegos) alarmó a más de uno y por eso los movimientos en el roster no se hicieron esperar.

El pasado martes, los Twins bajaron a Ligas Menores a Kennys Vargas y a Adam Wilk y colocaron a Justin Haley en la lista de lesionado, con eso le abrieron espacio en el roster del equipo grande a los relevistas Buddy Boshers y Drew Rucinski.

Un día después, enviaron a Ryan Pressly a Triple A, colocaron bajo asignación al zurdo Jason Wheeler (posteriormente cambiado a Los Dodgers por dinero en efectivo ) y seleccionaron los contratos de los relevistas Alex Wimmers y Randy Rosario desde Triple A y Doble A, respectivamente.

En Anaheim…

En lo que corresponde a los abridores, Adalberto Mejía, Kyle Gibson y José Berríos respondieron de manera positiva en la serie ante los Angelinos. Gibson y Berríos se apuntaron el lauro tras sus salidas y Mejía se fue sin decisión en el primer juego pero lanzó seis entradas donde solo permitió una rayita.

Ervin Santana subió al montículo del Angel Stadium en el tercer juego pero fue apaleado en cuatro entradas. El dominicano aceptó tres jonrones, incluido un Grand Slam de Albert Pujols, batazo que significó el cuadrangular número 600 de Pujols en Las Mayores.

El bullpen mellizo trabajó por espacio de trece entradas y un tercio y le pisaron la goma en escasas cuatro oportunidades. Taylor Rogers lanzó una entrada el jueves donde toleró dos hits y una carrera para acreditarse su tercera victoria del año.

Brandon Kintzler tuvo dos oportunidades de rescate y las aprovechó, ahora acumula 15 salvamentos y se posiciona como el tercer mejor apagafuegos de todas las Grandes Ligas.

Ofensivamente hablando, los Twins despacharon seis cuadrangulares en esta serie. Max Kepler y Miguel Sanó se fueron para la calle en par de oportunidades e impulsaron cuatro carreras cada uno. Joe Mauer se fue de 17-5 en esta serie, remolcó cuatro, conectó un jonrón y un doble.

Los Twins mejoraron su record a 27-23 en la actual temporada y están en solitario en el primer lugar de la división, pero con un solo juego de ventaja sobre los Indios. Los Tigres de Detroit se mantienen peleando y cuentan con una racha de cuatro victorias al hilo, los bengalíes están a solo tres juegos y medios de la punta.

Unos que no consiguen la formula ganadora son los medias Blancas de Chicago, los chicos de la ciudad de los vientos han perdido cinco encuentros en fila y junto a los Reales de Kansas City ocupan la ultima posición en la división ya que ambas novenas están a seis juegos del primer puesto.

Con el bullpen luciendo una mejor cara y con registro favorable de 17 y 6 en la carretera, los Twins continuaran su gira por la costa Oeste y harán su próxima parada en el Safeco Field, casa de los Marineros de Seattle. Ahí, los muchachos de Paul Molitor disputaran tres encuentros. Será la primera vez en este 2017 en donde Twins y Marineros se vean la cara. El año pasado la serie entre estas dos novenas quedo 4-2 a favor de Minnesota.