El acuerdo migratorio entre México y EEUU para impedir la imposición de aranceles a productos mexicanos, efectivos de la Guardia Nacional, la policía federal y del Ejército llegaron a Tapachula, en la frontera sur, donde comenzaron retenes para detener a inmigrantes indocumentados.

Los agentes están deteniendo todo tipo de vehículos en busca de migrantes sin documentos legales y pudimos ver cómo un joven fue bajado de un microbús porque había ingresado en territorio mexicano de forma ilegal y ahora será puesto a disposición de las autoridades migratorias.

La llegada de las fuerzas del orden se produce hora después de que el canciller de México, Marcelo Ebrard, anunció que se entraba en la fase de “implementación” de la Guardia Nacional en el sureste del país, tras la creación de una comisión con distintos funcionarios públicos y como parte del plan del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien acordó desplegar en la frontera para frenar el flujo migratorio y así evitar la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos.

El Gobierno de México estimó este miércoles que, en los próximos meses, Estados Unidos podría enviar de vuelta a más de 50.000 solicitantes de asilo en virtud del acuerdo migratorio alcanzado este viernes.