La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza ha dejado de recibir migrantes temporalmente en su principal centro de procesamiento en McAllen, Texas tras identificar que “un gran número” de interno síntomas similares a los de la gripe, dado que muchos tenían fiebre alta, según anunció la agencia el martes por la noche. 

Este movimiento se produce un día después de la muerte de un menor migrante de 16 años al que se le había diagnosticado gripe en las instalaciones. Se trata del quinto menor migrante, todos ellos guatemaltecos, fallecido bajo custodia del Gobierno desde el pasado diciembre.  

Para evitar la propagación de enfermedades, el Sector del Valle del Río Grande (RGV) ha suspendido temporalmente las operaciones de admisión en el Centro de Procesamiento Central.

El personal médico del centro comprobó que los migrantes bajo custodia tienen fiebres altas y signos de una enfermedad relacionada con la gripe, y ahora están recibiendo tratamiento médico.