Hasta el día de hoy, más de 600 mil dólares han sido gastados en Minneapolis para resguardar los edificios ante el inminente inicio del Juicio contra Derek Chauvin. Se trata de barricadas de concreto con malla ciclónica y alambre de púas con el que se espera evitar que los manifestantes ingresen a varios recintos relacionados con el tema. De este dinero, 130 mil dólares han sido destinados a proteger el edificio de la Corte del Condado de Hennepin, mientras que el resto se ha utilizado para resguardar los precintos de Policía que se estima pueden ser blanco de protestas. Los propietarios de negocios en la ciudad han aceptado estar temerosos de que los esfuerzos de la autoridad se concentren en resguardar sus propios edificios, y a ellos les dejen a su suerte.

 

Crédito: Foto de Min An en Pexels