A partir del 27 de mayo, las diferentes iglesias en Minnesota podrán realizar sus celebraciones religiosas. Esta mañana el Arzobispo de Minneapolis-St. Paul, Bernard Hebda emitió un comunicado en el que anuncia que luego de las platicas con el Gobierno del Estado, y de las modificaciones realizadas a las regulaciones del CDC, mismas que le informamos desde ayer en la tarde en este espacio, se podrá regresar a los diferentes templos de culto. Así lo expresó el Señor Arzobispo en su comunicado “El martes, el Gobernador Walz emitirá una nueva orden ejecutiva que permite a las comunidades religiosas, permitir la presencia de hasta 250 personas para servicios litúrgicos, con las debidas precauciones para proteger la salud pública. Damos la bienvenida a esta nueva postura. Sabemos que Gobernador Walz y su administración confían en que cuando las comunidades de fe se reúnan, lo harán en concordancia con las regulaciones de salud pública. Nuestro compromiso como católicos con el bien común hace que sea natural para nosotros prometer ser buenos ciudadanos cuando nos reunamos en la homilía.” Los centros de culto dedicarán estos días a asegurarse que los espacios están perfectamente adecuados a las nuevas regulaciones, esperando el 27 recibir a los feligreses, con una concurrencia limitada a 250 personas, como lo expresó el prelado católico.