Temerosos se encuentran los residentes de South Minneapolis, especialmente los que habitan en el quinto precinto, pues la escasez de personal en la Policía de la ciudad provoca situaciones comprometidas en las que ocasionalmente, solo 8 elementos patrullan las calles de 20 vecindarios. La falta de oficiales se debe tanto a jubilaciones como a situaciones relacionadas con el Covid 19, así como muchos que han reportado estrés post traumático luego de las revueltas ocurridas tras la muerte de George Floyd. En los casos de emergencia los otros precintos envían elementos a reforzar la seguridad, pero la situación es crítica, según informan.