Solamente en St. Paul, han sido robados más de 300 catalizadores, una pieza del sistema de escape que contiene metales preciosos como el platino y el paladio. Los ladrones los venden por varios cientos de dólares mientras que reponerlo puede costar más de 3,000 dólares. El Senador Estatal John Marty, de Roseville introdujo una propuesta de ley que prohibiría a cualquier persona, especialmente a los recicladores, poseer una pieza de estas a menos que cuente con la factura. Se espera que no teniendo a quien venderle, baje la incidencia de este delito.

 

Crédito: Ahanix1989 at English Wikipedia, Public domain, via Wikimedia Commons