La tienda localizada en la 38 y Chicago, de donde se originó la llamada que inició el incidente de todos conocido, en que murió George Floyd volvió a abrir sus puertas el día de hoy. Ya habían hecho un intento por recuperar sus actividades regulares en junio, sin embargo, el monumento improvisado, que se ubica en la confluencia de las dos calles, atrae muchos visitantes que no están de acuerdo con que el super mercado abra sus puertas. Algunos activistas señalaron que el local debería de permanecer cerrado, según ellos en una forma de respeto a la memoria de Floyd.