El Gobernador Tim Walz anunció que relajará las medidas de contención de la pandemia para permitir la apertura de las albercas en la entidad a partir del 4 de enero. La operación será bajo estrictas medidas de control, por ejemplo, ninguna alberca podrá tener más de 100 bañistas, y en todos los casos se deberá respetar no sobrepasar el 25 por ciento de la capacidad. Esto abarca tanto las actividades de recreación como los equipos deportivos.