La Unión de Libertades Civiles, o ACLU por sus siglas en inglés, presentó una demanda en representación de 14 internas de la prisión federal de Waseca. En la querella reclaman que, debido al mal manejo de la pandemia al interior del penal, el 70 por ciento de la población ha resultado contagiada. En esta prisión de baja seguridad hay 635 mujeres, y de ellas hay poco más de 450 contagiadas. La demanda señala al alcaide de la prisión, así como a Michael Carvajal, director del Buro de Prisiones en los Estados Unidos. De acuerdo a los argumentos, las autoridades carcelarias no tomaron las acciones necesarias para impedir el contacto social entre internas sanas y contagiadas, con el saldo ya conocido.