A quien no le “pegó” su protesta, dicho tanto en sentido literal como figurado, fue a una activista que se hace llamar defensora de los animales de nombre Alicia Santurio, quien como protesta contra unas granjas de pollos, intentó pegarse con cola loca a la cancha del Target Center en medio de un juego de baloncesto. La animalista se puso este pegamento en la mano y a su vez puso esta en la duela, pero el adhesivo no secó tan rápido como ella creía, por lo que fue retirada del lugar por elementos de seguridad. Se desconoce si los Timberwolves  que iban perdiendo al momento del incidente van a presentar cargos contra la mujer.

#LaRaza #Minnesota

#Noticias #Minneapolis