Un agente de la Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de Clint, Texas, está acusado de utilizar Facebook para acosar a la madre de un menor migrante de 12 años que estaba bajo custodia

Un agente de la Patrulla Fronteriza supuestamente buscó a una mujer guatemalteca indocumentada, que vive en California, le envió mensajes a través de Facebook y le pidió viera un video en vivo de él masturbándose, todo esto mientras su hijo, de 12 años, estaba bajo custodia en la estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas, donde el agente trabajaba”. 

Esta historia parte de una queja presentada en abril ante la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, que ha obtenido el Post, y de entrevistas con la madre del niño, cuyo nombre no se revela en el reporte.

Esta denuncia sale a la luz cuando la agencia combate una avalancha de críticas y denuncias por las malas condiciones de sus instalaciones. En la estación Clint, a finales de junio un grupo de abogados denunció las condiciones inhumanas en las que permanecen cientos de niños migrantes.

El agente no ha sido acusado. El rotativo intentó sin éxito llegar al acusado, cuyo nombre tampoco se menciona.