Las farmacéuticas Moderna y Pfizer anunciaron que están trabajando en modificar sus fórmulas para combatir las variantes que están apareciendo del virus, e incluso analizan la posibilidad de crear una dosis de refuerzo, dirigida a quienes ya recibieron las dos aplicaciones de estas marcas, este refuerzo contendría la información de las nuevas variantes, algo parecido a la vacuna para la influenza que nos ponemos cada año.