El sector más afectado por la pandemia podría ser el primero en recibir la vacuna. Se trata de los adultos mayores que residen en casas de larga estancia. Aunque el fármaco estará a disposición del público hasta fines del invierno o principios de la primavera, es posible que las personas de edad adulta lo tengan en cuestión de semanas y con ello protegerlos a la vez de permitirles una mejor calidad de vida al poder convivir con sus seres queridos.