La Policía de Eagan reporta un incremento de robos de convertidores catalíticos en la ciudad. Este artefacto es una parte del sistema de escape y por los materiales que contiene en su interior, es muy apreciado por las recicladoras. Robarse este componente es hasta cierto punto sencillo pues solamente implica hacer dos cortes al tubo de escape y retirarlo; el costo de la reparación para el propietario puede superar los mil dólares y en varios seguros no está amparada su reposición. Las autoridades invitan a que, si ve usted alguna persona en un estacionamiento o en la calle debajo de un carro con herramientas de corte, no dude en reportarlo al 911.