Como una forma de asegurar el funcionamiento justo de los servicios de entrega de comida, este día el Alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, promulgó la regulación emergente numero 20, misma que establece que los servicios de entrega a domicilio de comida, no podrán cobrar más del 15 por ciento del total de la cuenta. Esto es, si el pedido es por 20 dólares, la entrega no podrá costar más de tres. Esta regulación viene a raíz de que algunos servicios habían estado elevando sus tarifas, llegando incluso al 40% del costo de la cuenta, desalentando con esto el consumo y por lo tanto la actividad para los restaurantes y el ingreso de sus trabajadores. Esta regulación entra en efecto este miércoles.