El millonario y filántropo mexicano Jaime Lucero, cuya historia de éxito comenzó en 1975 lavando platos en Nueva York, asegura que los mexicanos en Estados Unidos están “bajo ataque” al pasarse ya del discurso racista antinmigrante a ser ahora cazados con armas.

“Ya se pasó del discurso racista antinmigrante a que nos estén cazando con armas de fuego”, denuncia Lucero, un empresario de 62 años de edad y con 45 años de residir en Estados Unidos, a donde llegó como inmigrante ilegal tras salir de Independencia, su pueblo natal en el central estado mexicano de Puebla.

La masacre ocurrida el pasado 3 de agosto en una tienda de Walmart en El Paso (Texas), que dejó 22 muertos y una docena de heridos, es una muestra de la belicosidad contra los mexicanos en EE.UU., donde el discurso contra los inmigrantes ha calado profundamente.

El autor confeso de la masacre, Patrick Crusius, un joven de 21 años, aseguró a la policía que buscaba atacar a mexicanos ante “la invasión hispana de Texas”.

Para hacer frente a esta amenaza, Lucero considera en una entrevista con Efe que los mexicanos necesitan “reaccionar de una manera como nunca lo hemos hecho antes”.

Lucero presentó esta semana en Ciudad de México su asociación “Frente Migrante”, que espera pactar con partidos políticos que le permitan presentar candidatos propios a la Cámara de Diputados de México en los comicios de 2021.