Jamar Nelson, quien representa al propietario de Cup Foods, dijo que su cliente analiza la opción de demandar al alcalde de Minneapolis Jacob Frey y al Concejo de la Ciudad. Señala que desde el incidente donde perdió la vida George Floyd, en el sector cercano al cruce de la 38 y Chicago reina la anarquía en lo que llaman una zona autónoma, y es que como es sabido, el paso fue cerrado a la circulación de vehículos, por lo que las patrullas no llegan al lugar. Indico Nelson que la falta de acción de las autoridades le cuesta a su cliente, quien tiene tres negocios en el sector, decenas de miles de dólares por día y que por lo tanto exigen que esas barricadas sean removidas de inmediato. Afirmó que, de otra forma, interpondrán una demanda por negligencia ya que el lugar es ahora una zona sin ley.