Un subcomité del Congreso de los Estados Unidos que analiza los efectos de la crisis del Coronavirus, escuchó esta mañana el reporte de miembros de la OSHA que hablaron respecto a los contagios que se presentaron en las plantas empacadoras de carne a lo largo del país, entre ellos la planta de Worthington. Se sabe que más de 50 mil contagios en los Estados Unidos, ocurrieron en las plantas empacadoras, así como 250 muertes, entre ellas dos ocurridas en la planta de JBS de Worthington. En el reporte detallaron las acciones de las plantas para tratar de evitar la propagación del virus, mismas que para muchos se dieron demasiado tarde. Por su parte JBS asegura que apenas la decima parte del uno por ciento de sus trabajadores está en este momento contagiado, y que se toman medidas para evitar la propagación del virus.

Crédito: Foto The Minnesota Reformer