Esta mañana el Alcalde Jacob Frey y el Jefe de Policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, anunciaron cambios a las políticas en el uso de cámaras personales. Uno de los más significativos, es que, a partir de esta fecha, queda prohibido a los oficiales apagar su cámara para discutir asuntos considerados privados, mientras se encuentran en la escena. Consideran que con esto puede darse más transparencia a las investigaciones en encuentros de la ciudadanía con los uniformados y evitar con ello la suspicacia hacia la corporación.