La semana laboral de cuatro días comenzó a utilizarse en Islandia, pero ahora es toda una tendencia mundial.

Según varias corporaciones en los Estados Unidos, la pandemia permitió conocer un poco más acerca de la productividad de los trabajadores y están probando este nuevo modelo que permite al trabajador tener más días de descanso, a la vez que aprovecha mejor el tiempo en esos cuatro días. De igual modo, las empresas ahorran en energía eléctrica y servicios al dejar de ocuparlos un 20% del tiempo que usaban antes de la pandemia.

Crédito: Foto de Amina Filkins en Pexels

#LaRaza #Minnesota

#Noticias #Minneapolis