La defensa de Mohamed Noor solicitó a la Suprema Corte de Justicia de Minnesota, que se defina la diferencia entre los cargos de homicidio en tercer grado y asesinato involuntario en segundo, por los cuales está recluido en prisión tras la muerte de Justin Damond en el verano de 2017. Durante el juicio fue hallado culpable de estos dos cargos luego de que nunca pudo explicar que razones le llevaron a disparar a quemarropa contra la mujer que en pijamas acudió al encuentro de la patrulla luego de llamarles por ruidos que escuchó en un callejón. Noor fue el primer oficial de policía de origen somalí en la Policía de Minneapolis.