Más de 600 propiedades localizadas en Minneapolis y que resultaron dañadas luego de las revueltas que se presentaron tras la muerte de George Floyd, recibirán una compensación en impuestos. El anuncio hecho este martes indica que se trata de un descuento al impuesto a la propiedad cercano a 1.7 millones de dólares de los cuales el Estado pondrá 1.3 millones. De las 600 propiedades, 75 fueron completamente destruidas o recibieron daños significativos. El apoyo será en forma de descuento, o devolución si es que ya ha sido liquidado.