El Concejo de la Ciudad de Minneapolis en votación de 12 contra 0 aprobó el cambio en la redacción de la Carta Magna de la Ciudad en el tema referente a la policía, con lo que se da el primer paso para remplazar a la corporación existente por una que, según dice textualmente “tenga la responsabilidad de ofrecer servicios de seguridad publica priorizando un enfoque holístico y orientado a la salud” este agrupamiento tendría por nombre Departamento de Seguridad Comunitaria y Prevención de la Violencia. Esta decisión viene como consecuencia de la muerte de George Floyd y para poder avanzar debe ser aprobada por la población en una votación pública que en este momento se ve difícil pueda ocurrir en noviembre.