De acuerdo a los datos publicados por la Universidad Johns Hopkins, casi uno de cada cinco de los contagios registrados durante la semana pasada ocurrieron en menores de edad.

Se trata del 17.7% de los casos identificados entre el 23 y 30 de diciembre del año pasado. Parte de esta situación se explica porque hasta hace poco los menores de 12 años no tenían acceso a vacunas. Luego de que la FDA aprobara la aplicación del antígeno a los niños de 5 a 11 años, la respuesta de los padres no ha sido del todo importante pues al día de hoy, solamente el 23.3% de los menores en este rango de edad han sido llevados a vacunar.