El año que entra, más de 800 mil personas sin ciudadanía, incluyendo los dreamers, podrán votar en las elecciones municipales de la ciudad de Nueva York. El alcalde Eric Adams promulgó la ley que permitirá a los residentes que tengan por lo menos 30 días habitando en la gran manzana emitir su voto. La autoridad electoral comenzará a darle forma a la implementación de esta ley, probablemente emitiendo boletas separadas para las elecciones federales y municipales pues la ley aprobada por Adams abarca exclusivamente cargos de elección popular en el ámbito municipal, como pueden ser Concejales y Alcaldes, pero no en el ramo federal ni estatal, como puede ser el propio Presidente de los Estados Unidos.