La Dirección de Seguridad Pública de Minnesota ha comenzado a tomar cartas en el asunto luego de la noche de Arbitrariedad que vivió Minneapolis el pasado cuatro de Julio.

Como oportunamente lo vio en nuestras plataformas digitales, grupos de personas dispararon pirotecnia en contra de edificios, vehículos, transeúntes y hasta policías sin que nadie pudiera detenerlos. Ahora, elementos de la patrulla estatal se dieron a la tarea de detener a conductores con actitud sospechosa y de esta manera aplicaron sanciones de decenas de personas. La noche del viernes fueron 279 los vehículos detenidos y se aplicaron 52 citatorios mientras que el sábado los detenidos fueron 250 y otra vez los citatorios 52. Se llevaron a cabo varios arrestos por diversas faltas y con ello el mensaje de que no se toleraran las carreras en las calles ni comportamientos peligrosos, según afirmaron las autoridades.