La presencia de la Selección Mexicana femenil en la primera edición de la Copa Oro W ha generado cierto interés en los aficionados, aunque la afluencia de espectadores en el estadio ha sido limitada. A pesar de ello, los vendedores de jerseys no han dejado pasar la oportunidad de hacer negocio.

Según relata Kevin, un vendedor salvadoreño radicado en Estados Unidos, el precio de los jerseys clones del Tri varía entre 20 y 40 dólares, dependiendo de las especificaciones del cliente. Aunque la demanda durante eventos como la Copa Oro femenil es menor en comparación con los torneos masculinos, como la Copa Oro o la Copa América, aún así se puede obtener un ingreso considerable.

Kevin menciona que en torneos masculinos puede ganar hasta “10 o 15 veces más” que en competiciones femeninas, llegando a obtener ganancias de entre mil y dos mil dólares. En eventos como la Copa América o la Copa Oro, sus ventas pueden alcanzar entre 300 y 400 playeras, lo que significa ingresos significativos.

Basado en estas cifras, Kevin podría estar ganando entre seis mil y ocho mil dólares en un torneo grande, lo que equivale a más de 100 mil pesos mexicanos. A pesar de la diferencia en la demanda entre los torneos femeninos y masculinos, la venta de jerseys clones del Tri en Estados Unidos sigue siendo una opción rentable para muchos vendedores.